Inicio arrow La Gnosis Historica
PDF Print E-mail

La Gnosis es una Filosofía perenne y universal, por tanto siempre ha estado presente en todas las culturas antiguas y desde el comienzo mismo de la creación. Las distintas razas que han poblado el planeta, en todas sus edades de oro, han recibido de los dioses encarnados la divina Gnosis en su pureza y profundidad original. Cada raza ha recibido en sus comienzos la instrucción de esta sabiduría para que los hombres en su evolución y devenir sobre el planeta tengan constancia en sus memorias, tradiciones e historias de la presencia de esta enseñanza mágica y divinal. Así es como se explica que en todas la religiones antiguas se haya conservado los principios gnósticos divinos, formulas cósmicas vivientes e inmutables, aun cuando las formas religiosas empleadas para trasmitirlos hayan tenido que involucionar y desaparecer en el tiempo.
Padmasambava, Introductor del Budismo en Tibet

Cuando la simiente de la presente raza Aria fue depositada en la meseta del Tíbet, comenzó su edad de oro y los dioses que tomaron cuerpo físico para aquella época volvieron a dejar la religión única y universal, la doctrina Crística. La PRIMERA SUBRAZA de la raza Aria se asentó en el Tíbet. Hoy en día se han encontrado textos antiquísimos que se hallaban depositados en una especie de biblioteca en una región conocida como KANSHUR. En dicha biblioteca se encuentran miles de tablillas con inscripciones en un lenguaje muy antiguo, de la que no se ha podido traducir ni siquiera un 10%. Del texto que se ha logrado traducir se desprende que aquella civilización había desarrollado unos conocimientos que todavía hoy no se entienden, incluso existen descripciones de vehículos capaces de transportarse por el aire.
Trimurti hindu: Brahma,Vishnu y Shiva
En el espacio de unos 6500 años después comienza a formarse la civilización Hindú, cerca del río Indo, el nombre de esta civilización deviene de la palabra SINDHU, que significa río. Los historiadores otorgan ha esta civilización tan solo 3 o 4 mil años, la Maestra Helena Petronila Blavatsky aclara en su libro “Doctrina Secreta” que esta civilización tiene cerca de 12 mil años de antigüedad. Es incuestionable que con ella empieza la edad de plata, donde aun cuando fue una civilización portentosa en el sentido espiritual, productora de los libros sagrados más antiguos de la humanidad (Los Vedas), también es verdad que se empieza a perder el brillo de la edad de oro que para ese entonces acababa de pasar. Los principios religiosos empiezan a vestirse de nuevas formas cada vez más elaboradas y adaptadas a la necesidad de la época y a la idiosincrasia de los pueblos. Con el devenir de los siglos y al desaparecer los grandes videntes (Rishis) quienes escribieron “Los Vedas”, surgieron muchas ideologías y caminos (Yogas) distintos para alcanzar la unión con el SER. Los discípulos de los maestros desaparecidos, iniciaron sus propias ideologías con nuevas interpretaciones de las enseñanzas originales.
Triada en Egipto: Osiris, Horus e Isis
Transcurridos otros 6500 años más se comienza a formar la TERCERA SUBRAZA, que según nos dice el V. M. SAMAEL, estuvo constituida por los antiguos pueblos de Caldea, Babilonia y Egipto, el país de los faraones donde florecía una portentosa civilización cuyos orígenes se desplazan mas allá de los 6000 años a.C. Los egipcios conocieron profundamente los misterios iniciáticos y poseían grandes conocimientos mágicos, conocieron astrología, las altas matemáticas, sabían el esoterismo oculto del septenario teosófico, conocieron y practicaron la ciencia del Gran Arcano. Rindieron culto a ISIS (la divina madre), OSIRIS, HORUS y a RA. Fue la civilización que tuvo el privilegio de ser la patria de HERMES TRISMEGISTO, conocido en aquel país como el Dios Thot. Allí florecieron los cultos religiosos paganos y la magia. Desde el antiguo reino Sumerio (unos 4000 años a.C.) hasta los últimos años de Caldea (539 años a.C.), paralelamente a la cultura Egipcia, existió en todas aquellas regiones una gran cultura mágica que contenía en su trasfondo gran parte de las enseñanzas esotéricas y espirituales entregadas en las anteriores edades de la presente humanidad, pero ciertamente se comenzó a distorsionar el contenido puro y pristino de la doctrina de los dioses. Fue necesario que se entregaran estas enseñanzas en círculos secretos y exclusivos, a personas que tenían la madurez espiritual y el respeto necesario a tan augusta sabiduría, a estos se les llamo “Iniciados”, y surge así ”La Tradición”, que era el nombre con el cual se referían a los misterios. Con la degeneración propia que comenzaba a tomar altura para esas épocas, también comenzaron a degenerar las antiguas formas religiosas y abundaba la penetración de elementos extraños en la sabiduría antigua que empezaba a diluirse entre cultos extraños, hechicería etc...

Para estos tiempos aparecen hombres como Zoroastro (630-550 a.C.) en Persia, Budha (563-486 a.C.) en la India.

Mas tarde en el tiempo empieza a surgir como civilización poderosa Grecia, que aunque sus pueblos empezaron su desarrollo incipiente cerca del 1300 a.C. no fue sino hasta cerca de 800 a.C. cuando su cultura comienza a brillar iniciándose en el 550 a.C. lo que se conoce en la historia como el periodo clásico, que culmina con el llamado periodo Helenístico. Entre el año 600 al 200 a.C. aparece la filosofía griega, con su conjunto de conceptos filosóficos que se desarrollaron en esa época. Aparecen claramente dos tipos de filosofía, la materialista (TALES DE MILETO) y la filosofía inmaterial donde se crearon escuelas como las Pitagóricas, la escuela de Heráclito, los atomistas, los pluralistas, etc. Pero sin duda el más grande de los filósofos griegos fue SÓCRATES nacido en el 469 a.C. el cual practicó un diálogo continuo con sus alumnos hasta que fue sentenciado a muerte. En el 399 a.C. murió envenenado con cicuta, Sócrates se negó a aceptar dinero por sus enseñanzas, afirmando que no tenía ninguna certidumbre qué ofrecer excepto la conciencia de la necesidad de más conocimiento.
SocratesLa Escuela De Atenas
Sócrates no dejo ningún escrito, pero sus enseñanzas fueron preservadas para generaciones posteriores en los diálogos de PLATÓN y también aparecen en los escritos de JENOFANTE. Sócrates enseñó que cada persona tiene pleno conocimiento de la verdad y que está esculpida dentro del alma y solo se necesita llevarlo a la reflexión consciente para darse cuenta, él enseñaba que el deber del filósofo era provocar que la gente pensara por sí misma, en vez de enseñarle algo que no supiera. PLATÓN, ARISTÓTELES, ETC...Continuaron entregando a la humanidad sus enseñanzas filosóficas y místicas con un trasfondo de sabiduría que se llamaba GNOSIS.

Aunque las enseñanzas secretas de los dioses habían sido conservadas en toda pureza durante siglos innumerables, la ambición personal y el egoísmo de los iniciados terminaron por corromperlas. El significado de los símbolos se vio frecuentemente profanado por interpretaciones e inconvenientes y pronto los misterios de ELEUSIS fueron los únicos que se vieron libres de toda alteración y de toda innovación sacrílega. Estos misterios se fueron extendiendo hacia Roma donde los tenían como fiesta nacional y con el tiempo fueron latinizando a los dioses griegos ejemplo Afrodita griega la llamaron Venus, a Apolo — Febo, a Ares — Marte, a Deméter - Ceres, a Dionisio - Baco, a Hermes - Mercurio, a Zeus - Júpiter, etc...

La Roma antigua no estaba interesada en los asuntos religiosos tanto como en los políticos, había llegado a un punto tal que incluso las gentes del pueblo en su gran mayoría se burlaban de los sacerdotes y de los templos. La expansión del imperio romano dió presencia a la CUARTA SUBRAZA de la presente raza aria donde la humanidad empezaba ha mostrar una marcada tendencia por el culto de la personalidad y el abandono del alma preocupándose más por asuntos de poder que por la sabiduría del espíritu (GNOSIS).

Cerca de los comienzos de la cristiandad, la degeneración de los cultos religiosos había tocado fondo ya que el vulgo no respetaba a los dioses ni les tenían temor, satirizándolos e ironizándolos por doquier.

Era necesario rescatar una vez más los principios divinos y volver a encauzar a los hombres por la verdadera enseñanza, se hacía necesaria la presencia de Grandes Iniciados para volver a elevar la fe de los caídos y brindar a la humanidad una nueva oportunidad ya en el umbral del kali-yuga (edad de hierro).

Entonces apareció la llegada del tanto anunciado por Juan el Bautista y por otras culturas como la Budhista, apareció el SALVADOR en arameo JESHUA-JESÚS el cual nació en una tribu de esoteristas, descendientes de los Primeros Cristianos (cristianos-puros) con tradiciones espirituales, llamada LOS ESENIOS. Jesús instruido y preparado por grandes iniciados encarnó la Fuerza Crística Universal y se dispuso a traer las buenas nuevas a la humanidad, enseñando a esta, en cada paso que daba, el camino que había de seguir una persona para llegar a la salvación de su alma. Desde su nacimiento hasta su muerte y posterior la resurrección nos enseño a saber llevar la cruz a cada uno de nosotros para poder fusionarnos con el Ser. El Cristo preparó con tiempo a un buen grupo de discípulos y les entregó los conocimientos necesarios para que pudieran seguir creciendo por sí solos en conciencia y en sabiduría.
Jesus el Cristo EnseñandoVia Crucis
Les mostró sus poderes y la posibilidad de poderlos utilizar sabia y equilibradamente para ayudar a la humanidad que se hundía en el dolor y el sufrimiento.

Luego esos discípulos lograron conquistar la luz por intermedio de su esfuerzo personal y de las recomendaciones del maestro, transformándose en fuentes eternas de la misma luz y estuvieron listos para iniciar su propio destino, su propio camino.

Habían crecido en su individualidad y era la hora de que el cristo los dejara solos, sin la presencia de su parte física para que no siguieran dependiendo de sus opiniones, sino de las decisiones personales y las orientaciones de su Ser particular que estaba presto para dirigir su propia obra.

“Es sabido por todos que no puede haber dos reinas en una sola colmena, una de ellas debe necesariamente salir y formar otro núcleo para coronar su obra particular, creando una nueva familia capaz, a su vez, de producir miel como síntesis de su propio esfuerzo”.

Después de la muerte Jesús resurrecto instruyó a 70 discípulos en catacumbas en la oscuridad para que llevasen a la humanidad el MENSAJE. Cada vez que surgía un Maestro, se conformaba un nuevo grupo, el cual se apartaba de los existentes y continuaba con una nueva escuela o “Colegio Iniciático”, utilizando el nombre de su Maestro o guía, para distinguirse de los demás.

Los maestros más resaltantes del segundo siglo después de Cristo, cuando se logró el máximo esplendor de la Gnosis antigua antes de que fuera perseguida y casi destruida fueron los siguientes:

Valentino, filósofo religioso que fundo el colegio de iniciados los valentinianos.

Clemente de Alejandría, teólogo griego uno de los primeros padres de la iglesia primitiva.

Basilide, profesor de Alejandría fundo una escuela filosófica denominada ”los basilianos”

Apuleyo, filósofo y escritor latino, fundó un colegio de iniciados.

• Etc......

Las continuas divisiones surgidas en su seno fueron debilitando la organización gnóstica primitiva en forma alarmante.

El peor fraccionamiento se produjo en el segundo siglo después de Cristo, entre los que aceptaban la doctrina básica dejada por el Maestro Jesús, aunadas a las enseñanzas particulares de los Maestros que iban surgiendo, y en un segundo grupo de radicales u ortodoxos, quienes no compartían que la doctrina dejada por Jesús fuera adulterada con ideas o conceptos personales pertenecientes a la particularidad de cada Maestro.

El grupo conservador fue tomando fuerza con los años y acercándose a los individuos más pudientes de la sociedad, ganando méritos a través de sus amistades, logrando combatir, poco a poco, a quienes eran sus rivales en la difusión de las enseñanzas originales, dejadas por el Mesías o Redentor del mundo para su estudio y aplicación.

Las persecuciones de los gnósticos se fueron exacerbando hasta el punto de que sus miembros necesitaron reunirse en forma cada vez más secreta, separándose a su vez de la Iglesia Primitiva.
La Iglesia, ya en manos de los ortodoxos, podía salir a la luz pública apoyada por autoridades de la época, las cuales recibían continuos favores y beneficios de sus miembros, quienes obtenían a cambio protección y seguridad.

De esta manera la antigua Iglesia Gnóstica, ya alejada en buena parte de sus principios ocultos y esotéricos originales y transformada en una fe llena de dogmas e interpretaciones literales de los evangelios, fue tomando mucha fuerza, extendiéndose rápidamente por el decadente imperio romano que iba hacia el encuentro de su esperado final.

Con el tiempo la cúpula de la organización se fue trasladando a la capital del imperio, Roma, donde se conformo la "Iglesia Católica Apostólica Romana”.
El Vaticano

La Gnosis había sido descrita como la sombra de la Iglesia y es probable que cuando dejara de operar dentro del sistema existente pudiera perder la capacidad de producir una estructura de larga duración.

En realidad desde un punto de vista gnóstico, el éxito de la Iglesia católica demostraba que no había sabido mantenerse fiel a un mensaje verdaderamente espiritual, que había buscado fundamentos externos duraderos a expensas del crecimiento interior.

Los Gnósticos fueron obligados a desaparecer del público para evitar las persecuciones de las autoridades romanas y para huir de la despiadada oposición de la Iglesia Católica que ya poseía soldados capaces de intimidar, torturar, castigar y hasta matar a los gnósticos por ser “Herejes” palabra que significaba "Aquel que creía, pensaba o predicaba, que se podía tener una relación con Dios sin la autoridad de la Iglesia Católica”.

Sucesivamente, en el año 325 el emperador Constantino ordenó que se realizara un Concilio en la ciudad de Nicea donde decretó una religión “la Cristiana” ya que en experiencias oníricas había visto la señal de los cristianos en el cielo con estas palabras "IN HOC SIGNO VINCES (con este signo vencerás)” venciendo en la batalla de Puente Silvo.

Los gnósticos que sobrevivieron tuvieron que ocultarse, recogiendo los libros sagrados ocultándolos celosamente en el interior de cuevas de difícil acceso para evitar que fuesen quemados.
Codices de Nag'Hammadi en urnaCodices Nag'Hammadi
Muchos de esos libros hoy con el nombre de “Evangelios Gnósticos”, fueron colocados en vasijas y enterrados en el Antiguo Egipto, Qum-ram (Palestina), Nag-Hammadi (alto Egipto), Al Minya (Egipto) etc...(En este último lugar se encontró en 1970 El Evangelio de Judas texto Gnóstico que cambia toda la versión de la historia verdadera del Discípulo más exaltado de Jesús, el Maestro Judas, y que a través de los medios de comunicación salio a la luz en el año 2006 de la mano de National Geographic). Otro de los libros sagrados de los gnósticos encontrados en Egipto el libro sagrado "Pistis Sofia" que se ha denominado la Biblia gnóstica, textos misteriosos encontrados en el subsuelo de Egipto, escrito en lenguaje copto por los apóstoles Felipe, Tomás y Mateo. Los escritos encontrados se encuentran en el Vaticano y ha sido intentada develar completamente, pero en el transcurso de ese trabajo los que lo intentaron murieron, a saber: Epifanio, Tertuliano, Clemente de Alejandría, Irineo, Hipólito, Arnoldo Krumm Heller y hoy en día nos ha llegado la develación del Maestro Samael Aun Weor (Fundador de las Instituciones Gnósticas). Los textos primitivos están en Copto y fueron encontrados en Egipto, sólo se tiene el manuscrito Sahídico, que es una traducción del Copto (Texto Primitivo), el griego original no ha podido encontrarse.
El Evangelio De JudasEl Evangelio De JudasEl Evangelio De Judas
Fue publicada en latín en 1851 por Shwarze y Petermann, llamado Código Askeniano cuya antigüedad se remonta al siglo III y su nombre en latín es ”Opus Gnosticum Valentino Adjudicatum Est”.

A partir de esa época fueron buscados, ya que la sociedad velada por el raciocinio de una sociedad materialista, temía a esta estirpe de sabios esoteristas y ocultistas, los cuales permanecieron ocultos organizándose como reducidos grupos casi siempre de adultos, constituidos en pequeñas sociedades secretas, convirtiéndose en lo que siempre ha sido: ”Una Escuela Iniciática de Ocultismo para formar Hombres Reales”.
Codice II - Apocrifo Juan y Evangelio EgipciosCueva donde se encontraron algunos rollos

Los grupos gnósticos fueron con el tiempo apareciendo con otros nombres:

Los Maniqueos, cuyo fundador fue un maestro persa llamado Mani año 225 al sur de Babilonia. (San Agustín estuvo 9 años en esta filosofía antes de estar en la Iglesia Cristiana)

Los Druidas, antiguas celtas que se extendieron hasta el Mediterráneo.

Los Cátaros, los puros, considerados como propulsores de las enseñanzas esotéricas conexas a los conocimientos gnósticos fueron denominados herejes y aniquilados.

Los Alkimistas medievales y renacentistas, quienes buscaban secretamente el oro del espíritu.

Los caballeros Templarios, poseedores de misterios aun hoy sin develar.
Alquimista
• Etc.....................

Durante el final de la edad media los alkimistas dejaron gran cosecha de Iniciados en los estudios relacionados con el conocimiento gnóstico. Con el tiempo, este movimiento fue decreciendo en forma lenta y paulatina, dándole paso a una nueva serie de organizaciones fundamentadas en los conocimientos reales, con los mismos principios y fines.
Arnold Krumm Heller (V.M. Huiracocha)
Una de esas escuelas en nuestro tiempo fue denominada “Rosacruz”, cuyas tradiciones se sostienen desde el antiguo Egipto. Probablemente el representante más exaltado de esta escuela esotérica fue el Maestro Huiracocha cuyo nombre físico era Arnold Krumm Heller
, quien escribió muchos libros de esoterismo crístico entre ellos ”La Iglesia Gnóstica”. Gran ocultista que se lanzó a la búsqueda de la verdad contribuyendo de manera efectiva en la preparación del camino que precedía la venida del Avatara de la nueva era de Acuario.

Helena Petronila Blavatsky
Otra de las escuelas esotéricas paralelas a la Rosacrucista fueron Los Teósofos (Teo-Dios, Sofía-Sabiduría), filosofía Hermética desarrollada por
Franz Hartman y otros célebres ocultistas, y posteriormente por Helena Petronila Blavatsky y sus seguidores en la Sociedad Teosófica, fundada en Nueva York en 1875. Esta Maestra en sus enseñanzas explicaba que el ser humano tiene una naturaleza inferior y otra superior. La superior, mente pensante, alma y espíritu ha sido contaminada por la naturaleza inferior y debe ser purificada antes de poder regresar por completo a lo Divino. Esta escuela filosófica aportó una inmensa ayuda a las personas con serios impulsos espirituales en su interior.

Finalmente en la historia contemporánea, en nuestros tiempos modernos, Los Gnósticos han sido impulsados por un ser superior que por medio de su genio, inteligencia y capacidad de investigación sobre los aspectos esotéricos y ocultos, relacionados con los múltiples misterios del universo, ha podido colocar a la Gnosis milenaria o de todos los tiempos, en una octava de tipo superior acorde con las exigencias de la época.

La evolución de la presente humanidad actual ha ido sufriendo constantes cambios de actitudes, costumbres y pensamientos, en forma vertiginosa, impulsada por el comienzo de la Nueva Era de Acuario, que se inició el día 4 de febrero de 1962 entre las 2 y 3 de la tarde, como los aspectos astronómicos y astrológicos lo demuestran. En estas condiciones particulares y puntuales ya no permiten a los integrantes de la sociedad moderna acoplarse con los viejos modales o métodos de enseñanza utilizados en el pasado, en relación al conocimiento directo que representa esta ”Doctrina de Valores Inmortales”.
V.M. Samael Aun Weor
Queremos referirnos a Víctor Manuel Gómez, filósofo y humanista contemporáneo, reconocido en el campo del esoterismo a nivel mundial, cuyo nombre espiritual o interno es "Samael Aun Weor" Avatara Kalki y Maitreya de la nueva Era de Acuario, quien naciera en Bogotá, Colombia, el 17 de marzo de 1917.

Víctor Manuel Gómez nació como uno más, entre las multitudes que poblaban la tierra en el siglo pasado, sin bombas ni estruendos, sin rayos ni truenos, sin lisonjas ni honores, en forma definitivamente sencilla y desapercibida.

Sólo los dotados de visión interior profunda, aquellos pocos seres que conviven con nosotros en el planeta ”Los Seres Despiertos”, pudieron advertir que había llegado al mundo alguien que cambiaría la mentalidad de muchos seres humanos.

Ser celestial de extraordinarios valores y facultades, entregó a la humanidad una obra ejemplar reconocida por muchos para la Regeneración Humana, fundando las Instituciones Gnósticas encargadas de la distribución de su palabra a través de las conciencias de esta humanidad. Nunca en esta Raza el mensaje de los dioses había sido tan claro y sintetizado el V. M. Samael Aun Weor entregó hasta la última gota de sangre por amor a la humanidad.

Desencarnó el 24 de diciembre del año 1977 dejando unas huellas imborrables e inmortales para que aquellos que anhelan desarrollar sus infinitas posibilidades humanas sepan caminar por el sendero que conduce a nuestro real Ser.

Doce años después, cuando ya se consideraba casi imposible que la Gnosis pudiera volver a triunfar, cuando se había perdido las esperanzas, volvió la Sabiduría de los dioses a surgir como por arte de magia a través de un discípulo
del Maestro Samael, como una pequeña luz envuelta en un aura de profundo misterio que brotó al final del inmenso y oscuro túnel del tiempo.
V.M. Lakhsmi
Un hombre de carácter recio, que desde muchos años atrás estaba trabajando intensamente en la difusión de la Doctrina Gnóstica, empezaba a mostrar con su ejemplo los dotes del espíritu, que con una obra magistral, llevara muchos países del mundo los rayos dejados por el Maestro Samael para iluminar las tinieblas interiores de todos nosotros.

De aspecto Místico, mirada profunda y misteriosa, con una extraordinaria facilidad de expresión asociada a la enseñanza pese a no haber tenido un día de escuela, salió a la luz pública un nuevo personaje de misteriosa actuación que continuara el trabajo de evangelización de la humanidad, en esta época, que comenzase el V. M. Samael Aun Weor.

Su nombre de pila, Teófilo Bustos García, vibró por un largo tiempo hasta que se develara su nombre interno en el año 1986, V. M. Lakhsmi.

Este nuevo guía de la humanidad trajo la esperanza al corazón de los intrépidos buscadores del “Camino de la luz” y concretó los hechos requeridos y necesarios para que hoy en día exista una Institución de carácter no lucrativa dedicada al Servicio de la humanidad con unas enseñanzas de la Gnosis de hoy de ayer y de siempre que a través de esta escuela de regeneración, de forma gradual despierten en las personas el anhelo de transformarse para que este mundo pueda mejorar.

El propósito de esta Sabiduría infinita, depositada en nuestro interior como nuestra propia verdad desde la aurora de la vida, es lograr que el ser humano conquiste su propia verdad otrora perdida por la desobediencia a las leyes Divinas, naturales y humanas, para que reine en este planeta la paz, la vida y la armonía en todos los seres que en él habitan.